sábado, 11 de junio de 2011

Gente Común - Retirada (Parte 1 y 2)



Las horas de las vidas más comunes. 
Su suerte en el guion universal. 
Historias incendiándose en el aire. 
Postales que no muestran la ciudad. 

Alguien ríe. 
Alguien lloró. 
Alguien canta. 
Alguien amó. 

Minuto de una vida entre otras vidas. 
Un hombre viejo mira un funeral. 
Una muchacha ríe en la placita. 
Una familia aguanta un temporal. 

Alguien ríe. 
Alguien lloró. 
Alguien canta. 
Alguien amó. 

Bajo el parral, mesa larga y festejo. 
Años después alguien vuelve de lejos. 
Todo el destierro, el exilio, el dolor derrotados en una canción. 
Toda la nieve de su corazón derrotada una tarde de sol. 

Vuelta al show a zurcir los retazos. 
Vuelta al show se completa el abrazo. 

Alguien en mitad del mar ganó su pan, juntó la red. 
Rezo y dos besos de alcohol, le pide al mar volver. 
Sola entre las luces mira hacia atrás. 
Lleva pocas horas en la ciudad. 
Su niñez, su mama, el olor del hogar. 
Su niñez ya no está, muere en la terminal. 

Nadie los vio, En su secreto, en su rincón. 
Último beso. Chau, adiós. 
Lluvia de sal. 

Ya no son dos contra el destiempo. 
Negro licor. El desencuentro. Chau, adiós. 
Mares de sal. 

El pool de un bar. 
Dos buenos tipos salvan su amistad. 
El pool de un bar. 
Abrazo inmenso y otra vuelta más. 

Al piso dos de un hospital. 
Vuelve a subir, sale a fumar, 
ríe al llorar, llora al reir, 
corre a contar: tiene mi niño tanta luz, 
parte los clavos de mi cruz. 

Una mujer en el pretil, 
plomo el cielo gris, 
piensa en morir, 
vuelve a elegir 
otra vez vivir. 

Cada vida, cada historia, 
farolitos en la oscuridad 
desafiando la avalancha 
despiadada de nuestra brutal velocidad. 

Todos los reyes del mundo todos los mendigos 
cargan los mismos demonios, el mismo dolor. 
Cuatro payasos borrachos llorando en la fiesta. 
Lagrima azul de una orquesta de gente común. 

Tropel de simples mortales tras una esperanza, 
a veces paso pintadas en un pizarrón. 
Todos llegamos al mundo en la luz de una panza 
y nos iremos un día en un simple cajón. 

Mi canción de arlequín, un vulgar berretín.
Esta breve eternidad ya llego a su fin, 
y mi vida que se va pide más piolín. 

Mi canción (de clavos y tablon,) 
de arlequín, (de grapa y de jazmin) 
un vulgar berretín. (es solo un berretín) 

Esta breve eternidad ya llego a su fin, 
y mi vida que se va pide más piolín. 

Adiós, adiós, adiós, adiós, adiós, adiós, adiós, adiós Carnaval.

Agarrate Catalina - Gente Común

No hay comentarios:

Publicar un comentario