lunes, 11 de abril de 2011

Filosofía Social: Categorías

Políticos, razas, paises, religiones, provincias, barrios, formas de hablar, estudios, vestimentas, melodías, ideas, deportes, resultados y un eterno etcetera son algunas de las categorías que nos dividen los unos a los otros.

Que por negro, que por nazi, que por judío, que por no tener un título, que por haber perdido, que por ser aburrido, que por no salir el sábado, que por que te dejás estar, que por que sos un cagón, que por vestirte así y que por asá.

"Yo acá y los de tu categoría por allá."

Las categorías nos separan a los unos de los otros. No pasan ni 10 minutos de charla con alguien que, en cualquier momento, agazapadas, las categorías están listas para demostrárnos lo diferente que podemos ser de las otras personas. Todos y absolutamente todos somos diferentes, pero coincidimos en una sola cosa, todos somos humanos y, como tales, necesitamos humanizarnos. ¿Cómo se humaniza a un humano? Tratándolo como un par. ¿Cómo se logra? Quitando las diferencias y sabiendo que tanto el colectivero, como el verdulero, como el kioskero, como la modelo, como los deportistas, como los ladrones y como los curas, son humanos. Humanos como uno.

La pregunta que me surge es la siguiente:

¿Qué valores consideran importantes en una persona para darle valor como ser humano?

2 comentarios:

  1. Uno de los valores más importantes para mi es el respeto, sería algo así como la actitud respestuosa. Y esa actitud siento que la logro cuando escucho profundamente a esa persona... es decir, cuando puedo concentrarme lo suficiente en lo que está diciendo como para no interrumpirla.

    Justo ahí, cuando pude escuchar su punto de vista ocurre que la ENTIENDO... y cuando la entiendo todo se vuelve claro, lo que hace y como lo hace, aunque no coincida con mis ideas, todo tiene su porqué, su razón, su historia y su lógica visión y consecuencia actual.

    Siento una felicidad enorme cuando comprendo un poco más a una persona, porque inevitablemente me acerco. Deja de ser "el negro", "el nazi" o "el aburrido" para convertirse en todo lo que me dijo, todo lo que me contó, todo eso que lo hace único. Deja de ser alguien en una categoría.

    Y así como siento esa alegría cuando entiendo, también disfruto cuando me escuchan, porque sé que estoy dejando de ser "el alto", "el barbudo" o "el de sistemas" y me convierto en Hernán.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu opinión Her. Me encantó!

    Yo, personalmente, uno de los valores que considero como más importante en las personas es el sentido de igualdad. Esto sería algo así como la capacidad que tenga la persona para aceptar al otro como es, sin un menosprecio pero tampoco cayendo en la idealización, sin juicios descalificativos ni prejuicios absurdos. "Uno sólo es lo que es y anda siempre con lo puesto" (J. M. Serrat).

    Giancarlo

    ResponderEliminar