lunes, 27 de diciembre de 2010

La mañana del mañana


Una mañana me estrellé con el mañana
como quien cae de la cama somnoliento
sin aliento, el peine surcaba la calva.
Las zanjas en mi frente como un pentagrama
que la vida se encargó de componer

Ahora el espejo me devuelve corrugado
¿Qué habrá pasado con el flaco algo volado que pensaba
que todo podía ser?
Vendrá algún nieto que se siente en mis rodillas
y una abuela, que hasta ayer fue mi mujer

Hoy, pregunto quien soy
Ay! ¿Qué me hizo el destino?
¿Tan confundido entre la niebla habré crecido
que ni cuenta me di para donde voy?

Escuchando al pelado, como el nono a Goyeneche
oigo el silbato del expreso al paraíso
Que espere un rato, estoy buscando las maletas
o a ver si alguien se apiada y me despierta

Por que hoy, pregunto quien soy
Ay! ¿Qué me hizo el destino?
¿Tan confundido entre la niebla habré crecido
que ni cuenta me di para donde voy?

Los pantalones fueron subiendo por la cintura
y a la cordura le saltaron los tapones
Lo que tenía claro de pronto se enturbia
pero nunca sentí el hachazo en los talones.

Por que hoy, pregunto quien soy
Ay! ¿Qué me hizo el destino?
¿Tan confundido entre la niebla habré crecido
que ni cuenta me di para donde voy?

Pampa Yakuza

No hay comentarios:

Publicar un comentario