jueves, 25 de noviembre de 2010

Vínculos

...que hacen la diferencia

"[...] - ¿Qué significa domesticar?
- Es una cosa demasiado olvidada -dijo el zorro-. Significa "crear lazos".
- ¿Crear lazos?
- Si -dijo el zorro-. Para mí no eres todavía más que un muchachito semejante a cien mil muchachitos. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro semejante a cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad el uno del otro. Serás para mí único en el mundo. Seré para tí único en el mundo...
- Empiezo a comprender -dijo el principito-. Hay una flor... Creo que me ha domesticado. [...]
- Mi vida es monótona. Cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero si me domesticas, mi vida se llenará de sol. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los otros. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra. El tuyo me llamará fuera de la madriguera, como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves, allá, los campos de trigo? Yo no como pan. Para mi el trigo es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes cabellos color de oro. Cuando me hayas domesticado, ¡será maravilloso! El trigo dorado será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo...
El zorro calló y miró largo tiempo al principito.
-¡Por favor... domestícame!- dijo
- Bien lo quisiera - respondió el principito-, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
- Sólo se conocen las cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran cosas hechas a los mercaderes. Pero como no existen mercaderes de amigos, los hombres ya no tienen amigos. Si quieres un amigo, ¡domestícame!."

El Principito - Antoine de Saint-Exupéry



...efímeros

"- El geógrafo se emocionó súbitamente:
- Pero tú, ¡tú vienes de lejos! ¡Eres explorador! ¡Vas a describirme tu planeta!
[...]
- ¡Oh! Mi planeta -dijo el principito- no es muy interesante, es muy pequeño. Tengo tres volcanes. Dos volcanes en actividad y un volcán extinguido. Pero no se sabe nunca.
- No se sabe nunca -dijo el geógrafo.
- También tengo una flor.
- No anotamos las flores -dijo el geógrafo.
- ¿Por qué? ¡Es lo más lindo!
- Por que las flores son efímeras.
- ¿Qué significa "efímera"?
- Las geografías -dijo el geógrafo- son los libros más valiosos de todos los libros. Nunca pasan de moda. Es muy raro que una montaña cambie de lugar. Es muy raro que un océano pierda su agua. Escribimos cosas eternas.
- Pero los volcanes extinguidos pueden despertarse -interrumpió el principito- ¿Qué significa "efímera"?
- Que los volcanes estén extinguidos o se hayan despertado es lo mismo para nosotros -dijo el geógrafo-. Lo que cuenta para nosotros es la montaña. La montaña no cambia.
- Pero, ¿qué significa "efímera"? -repitió el principito que, en toda su vida, no había nunca renunciado a una pregunta, una vez que la había formulado.
- Significa "que está amenazada por una próxima desaparición".
- ¿Mi flor está amenazada por una próxima desaparición?
- Seguramente.
"Mi flor es efímera, se dijo el principito, ¡y sólo tiene cuatro espinas para defenderse contra el mundo! ¡Y la he dejado totalmente sola en mi casa!"
Ese fue su primer impulso de nostalgia."

El Principito - Antoine de Saint-Exupéry

No hay comentarios:

Publicar un comentario