miércoles, 19 de mayo de 2010

Ayurveda - Digestión (Clase 6)

Buenas buenas! ¿Como andan mis ayurvédicos lectores? En este post vamos a seguir, como siempre, profundizando poco a poco sobre temas relacionados con la salud y los buenos hábitos. En este caso vamos a inclinarnos por una de las ramas de la alimentación que es, nada más y nada menos que la digestión.

La digestión es el proceso natural por excelencia que todos conocemos por ser el eje motorizador de la energía que tiene el cuerpo. Es un proceso de TRANSFORMACIÓN de alimentos a energía. Esta energía es utilizada en el día a día como también la utiliza el cuerpo para reconstruir tejidos dañados entre otras cosas.

No es el único proceso natural motorizador, obviamente. La respiración es, por decirlo de alguna manera, el motor principal. Pero bueno, dicho en porteño, no se le se suele dar tanta bola a la respiración como a la alimentación. Nadie hace dietas de respiración ni dedica un segundo de su tiempo diciendo "che, me voy a respirar un rato a lo de pepe y vuelvo". Simplemente lo hacen, mal o bien, pero lo  hacen y nadie la extraña. Nadie anhela una buena bocanada de aire.

Lo que quiero remarcar, y que quede en claro, es que la digestión es un proceso vital, tal como lo es la respiración y la eliminación, y, como tal, hay que hacerlo BIEN.

Antes de comenzar con nombres raros quiero escribir un poco sobre el proceso digestivo.

Cuando nos llevamos un alimento a la boca, lo masticamos, lo masticamos, lo masticamos y lo tragamos. Ese alimento, molido, llega al estómago e, inmediatamente, este lo riega con ácidos que lo desintegran y lo hacen una jalea que es absorbida por los capilares sanguíneos. Una vez en el torrente sanguíneo Voilá. Energía.

Es importante remarcar que esta desintegración de los alimentos es un proceso que se realiza en base al CALOR y al fuego digestivo. Por lo tanto, ingerir alimentos calientes es mucho más gratificante al estómago que los alimentos fríos ya que tarda más en digerirlos. Este fuego digestivo lo genera el cuerpo a modo automático pero, sépanlo, comúnmente es alterado por nuestro estado de ánimo.

Esto que acabo de escribir es IMPORTANTÍIIIIIIIIIIIIISIMO. ¿No me creen? les voy a poner un ejemplo clarísimo de esto.

¿Quién no sufrió un mal de amores en alguna etapa de su vida? TODOS! (aunque no me guste generalizar). Depende de las personas los males de amores pueden perturbar nuestra alimentación. A mi, por ejemplo, me pasa que puedo no comer por 2 días y decir que ando bien cuando en realidad lo que sucede es que mi fuego digestivo está apagado.

La mente, la mente y la mente. Todo lo controla. Nuestra inestabilidad, inestabiliza todo y, en ayurveda, siempre es así. Todo está relacionado con todo por eso es que se dice que el ayurveda es holística.

La digestión se podría decir que es el proceso CENTRAL de ayurveda. Recordemos que TODO es medicina. Desde comer un plato de polenta hasta la convivencia con personas que nos hacen rechinar los dientes. Nuevamente, todo se relaciona con todo.

Nuestro fuego digestivo tiene que ser tal que desintegre en su totalidad a los alimentos que ingerimos y estos tienen que transformarse en energía. No tienen que quedar residuos en nuestro organismo ya que estos van a parar a las partes más débiles de nuestro cuerpo.

Ahora si, es hora de los nombres ayurvédicos para cada asunto. Voy a repetirles la oración anterior pero en términos ayurvédicos.

Nuestro AGNI tiene que ser tal que desintegre en su totalidad a los alimentos que ingerimos y estos tiene que transformarse en OJAS (se pronuncia Oshas). No tienen que quedar AMAS en nuestro organismo ya que estos van a parar a las partes más débiles de nuestro cuerpo.

AGNI: Fuego digestivo
OJAS: Vitalidad, energía, potencia orgánica
AMAS: Toxinas de todo tipo

Ayurveda cuida mucho que el agni se realice correctamente y, van a ver, de que ustedes también van a querer cuidarlo más con el paso de los posts.

Cuando el agni se realiza correctamente se producen ojas que son el sinónimo de potencia orgánica. Potencia que puede ser utilizada para cualquier actividad que requiera energía, desde hacer ejercicio hasta "Ganas de hacer". Las personas alegres, que a uno lo llenan de alegría, son personas que tienen ojas (o ganas de comunicar, transmitir, compartir) y que nosotros podemos absorberlas y usarlas para emprender un partido de football, un curso de cocina, un abrazo a un hermano, una invitación a un café (ayurvédico), etc. Casi se podría comparar con lo que es el Prana en el aire (1er clase). Tener ojas es decir no tengo ama.

Sin embargo... cuando el agni es perturbado... entonces... entonces... "entonces llega la nooche!" como dirían las Bandanas. El agni perturbado genera amas y las amas son toxinas, alimentos sin procesar que van a parar a nuestras partes más débiles.

Es importante saber que cosas son las que perturban nuestro agni para poder llevar a cabo las tareas necesarias para generar ojas y no amas ya que si se producen unos no se generan los otros.

Estén atentis a la clase número nueve en el que vamos a ver más a fondo todo lo que puede provocarnos ama y como prevenirlo!

Éxitos y salud para todos!

Giancarlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario